En virtud de la calificación jurídica un despido se va a poder considerar: procedente, improcedente o nulo.

Hoy nos centraremos en esta sección en la calificación de improcedente, consideramos que un despido procedente no tiene la miga suficiente como para tener que describir ningún aspecto. En caso de que el empleador acredite el incumplimiento (disciplinario), o se pruebe la concurrencia de la causa que fundamentó la decisión extintiva (objetivo), y, en ambos casos, se hayan cumplido los requisitos exigidos por la normativa aplicable para llevar a cabo el mismo, el despido será procedente.

Pero ¿cuándo podremos obtener una indemnización por despido improcedente?. En los siguientes supuestos:

  1. Cuando el trabajador decida la extinción de su contrato en base a una causa justa (art. 50 ET): a) cuando se lleven a cabo modificaciones sustanciales en las condiciones de trabajo sin respetar lo previsto en el artículo 41 (razonada, notificada con 15 días de antelación, especialidades en casos colectivos…) y que redunden en menoscabo de la dignidad del trabajador, b) la falta de pago o retrasos continuados en el abono del salario pactado, y c) cualquier incumplimiento grave del empresario de sus obligaciones, salvo fuerza mayor, así como la negativa del mismo a reintegrar al trabajador en sus anteriores condiciones de trabajo en los supuestos previstos en los artículos 40 y 41, cuando una sentencia judicial haya declarado los mismos injustificados.
  2. En el caso de los despidos objetivos, cuando no se justifique suficientemente la causa objetiva que fundamentó el despido (causas económicas, técnicas, organizativas o productivas).
  3. En el caso de los despidos disciplinarios, cuando no se justifique el incumplimiento que el empresario había alegado en su escrito de comunicación o, en el caso de que la misma sea acreditada, se considere que la sanción (el despido) es desproporcionado y que proceda una sanción de menor entidad, la cual podrá ser autorizada por el juez.

¿Qué consecuencias va a tener la declaración de improcedencia del despido?

  • Para la empresa: desde la notificación de la sentencia tendrá 5 días para optar entre la readmisión del trabajador o abonar la indemnización por despido improcedente. La misma variará según el contrato se hubiese celebrado antes del 12.02.2012, cuando correspondían al trabajador 45 días/año con un máximo de 42 mensualidades, o a partir de esta fecha cuando entró en vigor la indemnización de 33 días por año, con un máximo de 24 mensualidades.
  • Para el trabajador: si la empresa opta por la reincorporación, le serán abonados los salarios de tramitación y, si la empresa opta por la indemnización le será abonada la misma en la cuantía que proceda.
  • Si el trabajador despedido que obtiene la calificación improcedente del despido es representante de los trabajadores o delegado sindical será este quien tenga el derecho de opción y no la empresa. En esta situación de que el trabajador sea el que tenga el derecho a optar puede darse también mediante convenio colectivo o pacto individual.

Más adelante desarrollaremos el tema de los salarios de tramitación y el cálculo de las indemnizaciones para no extendernos.

Si tienes alguna duda, no lo dudes, ¡CONTACTA!

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *