Hoy ha entrado en vigor la obligación que el Decreto 8/2019 impone a todas las empresas sobre realizar un registro de la jornada de todos sus trabajadores. Esta medida, cuya efectividad y rigurosidad solo el tiempo podrá analizar, se considera indispensable para el control de la jornada, pero sobre todo, a efectos del control de las horas extraordinarias, muy comunes en algunos sectores.

En la norma no se establece una forma de registro específica, sino que esta quedará a discreción de la empresa, la cual deberá respetar lo dispuesto en el convenio colectivo o los acuerdos con los trabajadores, en caso de existir, a tal efecto. Si no existe disposición al respecto los empresarios deben consultar con los trabajadores la forma a tomar en consideración, siendo lo más adecuado que este registro resulte lo más fiable posible y se gestione de modo objetivo.

Hoy día quizá sea complicado encontrar un sistema perfecto que refleje con fidelidad la jornada realizada por cada trabajador, registrar la jornada a mano es fácilmente manipulable y los sistemas electrónicos no son susceptibles de manipulación, incluso cada vez de forma más sencilla. No obstante, esperamos que sea una forma por la que se consiga un mayor respeto a la jornada laboral, a los descansos y a la no realización de horas extraordinarias sin contraprestación, para todos los sectores y no sólo para las oficinas o las empresas de fabricación en cadena, es una obligación que todos los sectores deben entender y valorar y no entender una determinada actividad puede considerarse sui generis y por eso considerarse liberada de esta obligación.

¿Eres de una empresa y quieres asesoramiento sobre cómo registrar la jornada o sobre la forma de organizar a tus empleados?. ¿Eres un/a trabajador/a y tu empresa no cumple el control horario?. En cualquiera de estas situaciones, no lo dudes, ¡contacta!.

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *