La usucapión es una forma de adquisición del dominio u otro derecho real poseíble que trae su causa en la posesión continuada del mismo, dependiendo sus condiciones de diferentes aspectos.

El fundamento de la usucapión es la seguridad jurídica, se entiende que si durante un tiempo determinado se ostentan ciertos derechos es aconsejable que se convierta en el titular de los mismos.

La usucapión puede ser ordinaria, la cual requiere que exista posesión con buena fe y justo título durante tres años ininterrumpidos en el caso de los bienes muebles (art. 1.955 del C.C.), y durante diez o veinte años, según sea entre presentes o entre ausentes respectivamente, para el dominio y los demás derechos reales sobre bienes inmuebles (art. 1.957 del C.C.); o extraordinaria, no se exige ni buena fe ni justo título, pero en este caso los plazos son más largos, para las cosas muebles debe haber una posesión ininterrumpida durante seis años (art. 1.955.2º del C.C.) y para el dominio y los demás derechos reales sobre los bienes inmuebles el plazo es de treinta años, sin diferenciación en este caso entre presentes y ausentes (art. 1.959 del C.C.).

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *